Obra hidráulica de La Emilia

En enero de 2017, la localidad de La Emilia sufrió una grave inundación (le había ocurrido en 1898, 1906, 1910, 1939, 1941, 1961 y 1966), luego de varios días de intensas lluvias, que tuvieron un promedio en la región superior a los 120 milímetros. La respuesta fue una completa obra hidráulica, que implicó tres tipos de acciones.  

El terraplén que protege a La Emilia

La primera fue la colocación de las bombas extractoras que permiten sacar el agua con mayor velocidad hacia el cauce natural del arroyo. 

La segunda fue la instalación de estaciones metereológicas con un sistema de alarmas de detección temprana, que permita prevenir el crecimiento del arroyo en las localidades que se encuentran aguas arriba y en La Emilia. Se controla desde la Planta de bombeo de la localidad y los vecinos pueden acceder a la información en tiempo real desde su celular. 

La tercera y última etapa contempla la limpieza del cauce del arroyo, la instalación de 2 compuertas en la planta de bombeo y en el club; y la elevación de terraplén en aproximadamente 50 centímetros por encima de la última crecida registrada, que fue la mayor de la historia. Además, en el sector detrás de la escuela donde el curso del agua hace una curva se previó instalar gaviones de piedras para reforzar la obra.